Disponible Mathika la solución escolar para motivar y reforzar conocimientos y habilidades matemáticas en alumnos de educación básica

Dando respuesta a la problemática que significa para el sistema escolar actual la participación de los alumnos más pequeños en las clases virtuales, sobre todo en aquellas materias como matemáticas, que necesitan más concentración, es que Efecto educativo desarrolló una solución que asegura que los alumnos se involucren en la materia mediante la motivación del aprendizaje lúdico.

Se trata de Mathika, una multiplataforma para alumnos de primero a sexto básico, que potencia el desarrollo de habilidades y la construcción de una base de conocimientos matemáticos mediante la experimentación digital, considerando la inclusión de prácticas lúdicas como el juego y herramientas audiovisuales, para generar una experiencia memorable para la enseñanza y aprendizaje de las matemáticas.

“Para lograr un aprendizaje eficaz, sobre todo en un ambiente de clases híbrido, en donde las clases son presenciales y remotas al mismo tiempo, se requieren elementos que hagan del aprendiz el protagonista del proceso. Nuestro sello es crear una dinámica que genere un estilo de aprendizaje por experimentación y reflexión, inculcando en los estudiantes desde los primeros años escolares, la autonomía al momento de adquirir conocimientos y habilidades”, explica Alberto Mora, Director Académico de Efecto Educativo.

La plataforma permite generar una ruta personalizada, otorgándole al profesor la posibilidad de trazar un camino de aprendizaje para cada alumno según sus necesidades. Además permite asignar tareas y recibir información ordenada sobre el progreso y los logros individuales y/o del curso, lo que favorece la toma de decisiones acertadas y oportunas, optimizando la entrega de conocimientos y los resultados de los alumnos.

Disponible para los distintos dispositivos; PC, Tablet y Teléfonos inteligentes, Mathika ofrece actividades interactivas, herramientas de investigación y juegos digitales de matemáticas, que ayudan al profesor a diversificar sus prácticas, desarrollar habilidades y formar una base sólida de conocimiento matemático en los estudiantes.

“La realidad actual de la educación nos ha llevado a buscar una mecánica que apunte a generar motivación e involucramiento de parte de los alumnos para asegurar el aprendizaje, de modo que con Mathika pretendemos que se logre una mecánica de trabajo motivante hacia la participación y el aprendizaje autónomo; haciendo que el alumno pueda entablar una relación de amor con la materia y que -finalmente- la integre como una vivencia positiva para su desarrollo estudiantil y socioemocional”, finaliza Mora.