Cuando los Niños y Niñas Se Toman la Sala de Clases

En Efecto Educativo creemos que los niños y niñas son los protagonistas de su propio
aprendizaje, desde esta premisa es que desarrollamos un innovador proyecto para la
formación de monitores líderes de Educación Emocional.

La propuesta se basa en que un grupo de niñas y niños dirijan y lideren actividades de
educación emocional en sus cursos con nuestro recurso “La Emoción de Aprender”
Las actividades les permitirán generar espacios de experimentación y reflexión para
desarrollar competencias fundamentales para la vida como son la conciencia emocional,
la regulación emocional y la competencia social. En estas experiencias el docente tiene
un rol clave, respaldando el trabajo de las y los estudiantes líderes dentro de la sala de
clases.


Para este fin, Efecto Educativo realizó jornadas con estudiantes y profesores bajo una
metodología principalmente experiencial, centrado en la acción y en la exploración por
medio del juego, movilizando el contacto corporal, la espontaneidad y la creatividad de los
monitores líderes y los profesores.

Les dejamos testimonios de lo que ha sido trabajar con esta propuesta:
“El trabajo ha permitido un progreso positivo en la convivencia dentro del aula”

(Escuela Villa Sur, Pedro Aguirre Cerda).

 

“Ser monitor era una gran responsabilidad y cada uno de los alumnos monitores supo
cumplir con su rol debidamente…La oportunidad de asumir este rol era una motivación
que produjo cambios positivos en la buena conducta de los alumnos”

(Escuela Rayito de luz, Pedro Aguirre Cerda).

 

“…Creo que es súper bueno, para que se conozcan…y que conozcan vivencias de cada
una y poder entender un poco porque la otra es así…y el tema de desarrollar la empatía

también…” (Colegio Josefina Gana de Johnson, Puente Alto).

“La actividad les permitió fomentar la participación y desarrollar liderazgo”

(Escuela Boroa, Pedro Aguirre Cerda).

 

“Ha sido beneficioso para regular la conducta, ya saben que llega la maleta y tienen que

pararse, estar en silencio…”

(Colegio Josefina Gana de Johnson, Puente Alto).

 

“La necesidad de hacer posturas les ayudó a regular su cuerpo, además aprendieron
modelos de cómo reflexionar y mediar sobre sus emociones y las del otro”

(Escuela Boroa, Pedro Aguirre Cerda).

 

 

Decenas de escuelas ya están implementando este proyecto en sus aulas, ¡Anímate a
incluir la educación emocional en la tuya!